"El secreto está en saber escuchar esas voces dormidas"
Lucas Palafox, 1987

sábado, 30 de marzo de 2013

LEYENDA DE SIERRA NORTE

3 comentarios
      Esta es una vieja leyenda que antaño contaban los ancianos de la provincia y que ahora cayó en el olvido, encerrada en la memoria de los que perecieron, injusto destino para este alma varada en el tiempo.
  
    La leyenda cuenta la terrible historia de Manuel Infante, un chico perdido en la espesa niebla de la serranía andaluza, entre encinas y jarales, en el profundo corazón de la Sierra Norte. Jamás se supo de él. Pero no se os ocurra pensar por un solo instante que fue abandonado por su familia pues os puedo asegurar, que aun resuenan en el bosque los chillidos desesperados de una madre lacerada, gritos que por entonces impregnaron la madera de los centenarios y que aun permanece en la tierra y en las rocas y en el agua y en las plantas y en las raíces bajo ellas. Y es que fueron tres años, tres largos años los que buscó a su hijo sin más hallazgo que su ausencia. Decían que al no poder encontrarlo decidió morir, para seguir su búsqueda al otro lado. Tan solo su gorra, y un libro, en el interior de una mohosa cabaña olvidada entre maderas muertas, hongos y enredaderas. Nada más se supo de él tras décadas de incertidumbre. La leyenda cuenta que en ocasiones la montaña se oculta entre la niebla para que aquella madre huérfana de corazón, vuelva en busca de su hijo, durante las primeras luces de la luna nueva, entre encinas y jarales, en el profundo corazón de la Sierra Norte.

     Se que no creerán esta parte porque es difícil entender lo que no se percibe por los sentidos, pero no les quedará más remedio que hacerlo. Era aquel libro que encontraron junto a la gorra el causante de su desaparición pues es este un libro maldito, una cárcel de papel más poderosa que cualquier otra de acero u hormigón. Y tal es su poder que solo basta con posar la mirada en una de sus páginas para quedar encerrado en él una eternidad. Sin embargo existe una forma de ser liberado, tan solo un prisionero ocupará el lugar de otro prisionero; un lector a cambio de otro.

     Recuerda amigo esta leyenda dormida pues hoy, cobra vida. Lamentablemente son ahora vuestros ojos ávidos los que revelan su secreto, eres tu, el que queda atrapado entre sus versos.

     Ya voy mamá.
Safe Creative #1303304855437

domingo, 17 de marzo de 2013

...

1 comentarios
Soñaba con flamencos para dormir entre nubes.

                                                                                               Foto tomada en la laguna de Fuente de Piedra, un lugar increíble.

Safe Creative #1303174787333

lunes, 11 de marzo de 2013

"SOBRE GUSTOS..."

2 comentarios

Aquel día, durante el café, surgió una de esas preguntas personales, íntimas.

-¿ A vosotros dónde os gusta hacerlo?- Preguntó uno.

- Pues la verdad es que me considero bastante impulsivo, me gusta hacerlo en cualquier sitio, sobretodo, intento no dejar pasar ninguna oportunidad- Contestó el primero.

- Ah, yo no, yo soy más romántico. Tengo que hacerlo en mi dormitorio, de noche y arropado por la tenue luz de una vela.- Afirmó el segundo.


El último, el mayor de todos, respondió tímido:

-Pues yo, jamás lo he hecho...


Este, devorado por las miradas de asombro de los anteriores terminó diciendo:

- ¡Sí, lo reconozco, nunca he escrito!

  Safe Creative #1303114758201

sábado, 2 de marzo de 2013

TRAS MUROS DE PAPEL

3 comentarios

   Hubo un tiempo de dragones. Un tiempo en el que oscuras criaturas se ocultaban entre nosotros infundando miedos ahora olvidados. Donde viejos piratas surcaban temibles los mares en busca de tesoros escondidos, encallando sus barcos en playas que ahora, se atestan de turistas atrapados en sus vidas ahogadas en rutinas y falsas esperanzas. Años de bárbaros y bestias extintas, duendes y gigantes, de brujas y princesas. Y años, en los que un simple niño, podía convertirse en el mismísimo Rey de Inglaterra. 

   Pero ahora ya crecimos y como a mí me ocurrió, recordáis triste aquella época sabiendo que esas fantasías no eran más que una invención, un mundo irreal creado por la inocente mirada de un niño. Y es ese recuerdo el que deja esa amarga sensación de haber perdido en el camino, la caja de acuarelas que daba color a una vida gris y pesimista. Pero pocos saben que hay un lugar donde todas esas fantasías, aun viven. Un mundo inexplorado y salvaje, oculto tras muros de papel y en el que si aun consigues mirar con esos ojos de niño y con la única ayuda de un simple lápiz, podrás encontrarlas, yo hace tiempo que lo hice. 

   Ahora sigo buscando en noches como esta, aquellas criaturas mágicas que bajo el silencio que brindan las estrellas, te recuerdan que aun sigues siendo aquel niño, que aun, es tiempo de dragones.

Safe Creative #1303024703148