"El secreto está en saber escuchar esas voces dormidas"
Lucas Palafox, 1987

domingo, 11 de mayo de 2014

LA DEPRESIÓN DE LA SIRENA

0 comentarios

     La pescamos en una de las salidas a Bering (digo pescamos porque así fue como la encontramos, enredada en el trasmallo que usábamos para el pescado). Supimos que era una sirena porque su cuerpo era una mezcla macabra de pez y mujer. Para nada ostentaba la belleza de las sirenas descritas en las novelas, de hecho aquella cosa distaba mucho de cualquier criatura descrita en las novelas. Un puñado de escamas engarzadas a una masa de pelo y carne amarilla.

     No hablaríamos de aquello, ese fue el pacto. 

    Colgué del techo conchas y erizos marinos, los más bellos que encontré; ahora mi lavabo sería su hogar. Cubrí el parqué con la mejor arena de todo el Gobi, fina y delicada como la sémola, casi agua; y en el fondo de la pila, algas estuarias de Yukón y alguna que otra estrella de mar. 
      Hoy se ha suicidado, ha tirado del tapón. Llevo horas mirando su cuerpo, pensando que hacer con ella. Lo cierto es que, lo que antes me parecía una aberración, ahora se me antoja pura divinidad. He invitado a la tripulación para darles la noticia pero antes, cenaremos sushi.




lunes, 5 de mayo de 2014

ÚLTIMA TEMPORADA

1 comentarios

     Apenas un puñado de personas quedamos agolpadas entorno al último árbol vivo sobre la Tierra. Estáticos para no malgastar el aire. Todo el oxígeno existente en el planeta ha quedado reducido a un anillo de escasos siete metros de espesor y un paso más allá sólo quedan cadáveres, millones de cuerpos acopiados unos sobre otros en un cenagal de carne amarillenta que se pudre mansamente ante nuestros ojos. 
     Hoy el aire ha despertado más pesado que ayer y he preferido pasar el día sentado junto a su raíz, aún hay sombra bajo su copa. La quietud del aire muestra una serenidad engañosa que nadie quiere interpretar. Muchos de nosotros hemos llegado a idolatrar al gran árbol. Algunos lo llaman "El Bote", lo piensan como el salvavidas que les librará de la catástrofe. Nadie quiere alejarse de él, lo abrazan. Yo hoy no he despertado muy optimista y más que nunca siento mi vida caduca.
     Pronto llegará el otoño.


Este relato aparece publicado en el nº1 de la revista literaria "Sopa de Ornitorrinco" impreso en Córdoba el día 11 de septiembre de 2014, aniversario del nacimiento de los escritores D.H. Lawrence (1885) y Manuel Mujica Láinez (1910).