"El secreto está en saber escuchar esas voces dormidas"
Lucas Palafox, 1987

miércoles, 31 de julio de 2013

CUENTOS FUGACES (I)

0 comentarios


_Érase una vez una princesa muy fea. MICRO CUENTO


_Creía sentir mariposas en el estómago, pero solo eran gases. FALSA ALARMA


_De mayor quería ser aviador, por eso saltó por la ventana. VOCACIÓN


_Escribiendo en hojas de tabaco consiguió que consumieran sus historias. IN FUMABLE


_No contaba ovejas para dormir los días de luna llena. HOMBRE-LOBO


_Decía ver el futuro entre los avíos de un puchero. LA TRETA DEL MENDIGO


_No era de amor aquel cruce de miradas. ESTRAVISMO


_Huir era su deporte. EL HAMSTER


_Guardaba todo lo que leía. DIÓGENES


_-Tiene forma de niño pero solo es un trozo de madera señor Geppeto-. Dijo la criada mientras encendía la chimenea. 


_Tumbado en el fondo de la piscina recordó que no sabía nadar.


_No sabía escribir, por eso vivía las historias aquel loco.


_Solía mirarme raro, por eso asesiné al maldito pez.


_Un motorista se le metió en el ojo al pobre mosquito.


_- ¡Al fin libre!- Gritó la cabra mientras caía del campanario.



martes, 16 de julio de 2013

AISLADOS

0 comentarios
    El tiempo había corrompido las estrechas cabezas de aquellos enanos incomunicados y desprovistos de placeres.

    El extenuante trabajo en la mina no había hecho más que acentuar cruelmente un hambre que se hacía insoportable, hambre que oscurecía el alma de unos seres perturbados que ya no cantaban, no silbaban, no hablaban. Hambre, allí todo se reducía a hambre. Dios sabe que no me quedó más salida que someterme a sus esquizofrenias, que tumbarme inerte en esa urna de cristal como un reclamo, sobre un lecho atestado de flores embusteras mientras, paralizada por aquellas miradas dislocadas, los veía retroceder sobre sus pasos, sigilosos, quebrados, hasta quedar ocultos en el bosque.

    Unos labios húmedos me despertaron de aquella pesadilla, tacto sedoso de una caricia que logró despertar un suspiro dormido bajo mi piel, por fin un haz de luz entre tanta tiniebla, pensé. No dude en descubrir su rostro y aliviada abrí los ojos. Tras el príncipe los enanos se acercaban sobre pasos sordomudos, como animales, ansiosos, irracionales.

    Hasta sus tendones mascaron aquellos salvajes.




Garabato en un pequeño trozo de papel, nacido del bosque.



jueves, 11 de julio de 2013

AMOR ENTRE LÍNEAS

0 comentarios

Esta es la historia de un amor clandestino, fraguado entre los ciclópeos muros de la universidad vieja. Un amor eterno que el tiempo vistió de fugaz, en un simple recuerdo de papel. Quizás fue que él ya no tenía más palabras que regalarle lo que la llevó a poner punto final, a pasar página, a entregarse a muchos más. 
Lo cierto es que nunca fue mujer de un solo libro. 

Este cuento ha resultado ganador de un 2º premio en el Concurso de MicroRelatos organizado por la Universidad de Alcalá de Henares, Madrid.

jueves, 4 de julio de 2013

POR UN INSTANTE

0 comentarios

 “Seamos girasoles”, dicen, y pasan la mañana en la colina, silenciosos, admirados, acogidos por la caricia de los tibios rayos de un sol cambiante. Solo ellos saben que nada de eso les puede ofrecer el hombre adulto, nada que pueda ayudarlos en su afán por escapar de un mundo gris, absurdo, nada que no haya sido corrompido antes, nada que calme un alma en construcción como es la de un niño, por eso huyen de él y buscan en la naturaleza desnuda de mentiras, un nuevo instante donde vivir. “Seamos caracolas”, sonríen, y descienden hasta la playa, para tumbarse en la tarde sobre la arena, relajados, serenos, acunados por la apacible melodía de unas olas invisibles. No hay sonido ni aroma comparable en su ciudad. No hay nada ya que les incite al regreso. Por eso, cuando cae la noche, no dudan, no quieren volver y deciden escapar. “Seamos estrellas”, celebran, y estiran sus brazos hacia ellas, inútiles, angustiados, atrapados inexorablemente, en ese mundo gris del hombre adulto.


Este microcuento nace de una pincelada encontrada en un artículo de la revista Kokoro y cuyo autor es Antonio F. Rodríguez. 
Os animo a echar un vistazo o mejor dicho una lectura al artículo,  a veces puede ocurrir que de un instante, surja una historia.
http://revistakokoro.com/lalenguatetienta.html